Noticias

5 Razones para viajar a Suiza

Puntos de vista para contemplar

El verano hace resaltar los colores espectaculares de la campiña suiza. Desde los exuberantes valles y los brillantes lagos hasta las espectaculares cumbres de las montañas, los paisajes suizos aparecen bañados por el sol con colores brillantes salpicados por todas partes. Aunque la mejor manera de apreciar la variedad de los terrenos es en tren, puedes caminar o ir en bicicleta a través de la hermosa campiña para disfrutar de la belleza intacta. Reserva una excursión al Jungfraujoch, a 3.500 metros de altitud, para disfrutar del mundo alpino y de las impresionantes vistas del trío de montañas: el Jungfrau, el Mönch y el Eiger.

Conoce la comida típica suiza!

Dulces

Ningún viaje a Suiza está completo sin una visita a una fábrica de chocolate. Haga una parada en la fábrica de chocolate de Lindt & Sprüngli en Kilchberg en Zurich para explorar las bondades del chocolate suizo. También puede dirigirse al rincón de los dulces en el casco antiguo de Zúrich para probar los chocolates y pasteles artesanales. Sin embargo, si tiene tiempo, súbase al Tren del Chocolate, que circula entre Montreux y la fábrica de chocolate Cailler-Nestlé en Broc, para abastecerse del mejor chocolate suizo del mundo antes de regresar a casa.

Panorama de paso

Suiza está bien conectada por una red ferroviaria impecable que atraviesa algunos de los lugares más pintorescos del mundo, montañas nevadas y ciudades encantadoras. El Swiss Travel Pass todo en uno es tu mejor opción para acceder a la red de transporte público del país, incluyendo los trenes panorámicos de primera clase como el Glacier Express, Bernina Express, GoldenPass, Gotthard Panorama Express y Palm Express. Un viaje en el ferrocarril de ruedas dentadas más empinado del mundo en el monte Pilatus, escalando desde Alpnachstad hasta el Pilatus Kulm, es verdaderamente emocionante y te permite deleitar tus ojos con valles, bosques y montañas.

Indulgencia culinaria

Uno de los placeres de viajar a Suiza es descubrir la cocina local, una sorprendente amalgama de las influencias de la herencia culinaria alemana, francesa e italiana. Desde disfrutar de comidas idílicas con humeantes cuencos de polenta en un pequeño café de Montreux o un abundante ragú de ternera y setas en un local de moda en Zúrich, hasta sumergirse en la pasta cargada de queso después de un largo paseo en un pequeño restaurante familiar de Lugano, la comida constituye la base de la hospitalidad suiza.

Entrar en la historia

Desde encantadoras estaciones de montaña hasta casas de huéspedes barrocas y casas familiares restauradas, Suiza cuenta con algunos de los mejores retiros que te transportan al pasado. El histórico hotel de 1840, el Hotel Bellevue des Alpes, tiene una ubicación de cuento de hadas en el paso de Scheidegg en Jungfraujoch, mientras que el Hotel Palace de Badrutt en St Moritz, que una vez albergó a Alfred Hitchcock, es una base ideal para explorar la hermosa ciudad turística alpina en el valle de la Engadina. Alojarse en el Beau-Rivage Palace, con vistas al Lago Lemán, en Lausana, le da la oportunidad de experimentar la opulencia asociada a los grandes hoteles palaciegos de Europa.

Join The Discussion